jump to navigation

Banderas, Murallas, Palmeras y Cañones (2) junio 25, 2007

Posted by doblege in Historia, Opinión.
trackback

La Bandera Nacional.
El Decreto Legislativo expedido por la Asamblea Constituyente del Estado Libre de Cartagena en 1813 ordenaba que en un asta bandera se enarbolara “la bandera nacional”.

¿Cuál era esa bandera?
Ya en el pasado los historiadores han hecho aclaraciones acerca de que no es la tricolor amarilla, azul y roja que hoy tenemos como bandera nacional, sino aquella que representaba a la naciente nacionalidad, que apenas empezaba a brotar en las guerras de Independencia.

Efectivamente, la bandera a la que se refieren los legisladores de ese año es la cuadrilonga roja, amarilla y verde, con una Banderaestrella de ocho puntas en el centro[10], que fue asumida como insignia de la Confederación Granadina; la misma bandera victoriosa que Bolívar plantó en el Cerro de Avila, en Caracas, durante la llamada “Campaña Admirable” de 1813. Se trata de la misma bandera que Atanasio Girardot plantó en el Bárbula y que ostento la Marina Nacional.

No es, como se ha dicho, que se trata de la bandera de Cartagena[11] y que aquello, en el colmo de la intemperancia de que hacen gala los Secretarios Departamentales, “es como si colocáramos en el escudo colombiano la bandera española”. Se trata, históricamente, de la BANDERA NACIONAL.

Cosa distinta es que en diversos tiempos el Estado Libre de Cartagena, el Estado Soberano de Bolívar y el Departamento de Bolívar hayan asumido en diferentes épocas los colores de este emblema dispuestos en franjas verticales, unas veces, y horizontales en otras, tal como nos lo cuenta en su enjundioso opúsculo sobre la bandera de Cartagena el Presbítero Doctor Pedro María Benito Rebollo Del Castillo. Otro asunto es que, muy a pesar de que en sentido riguroso las ciudades no tienen banderas, este blasón, conservando su estructura, color y demás elementos, haya sido asumido por las Ciudades de Cartagena, Barranquilla, Carmen de Bolívar y Malambo. Repito, esto muy a pesar de que los expertos en Heráldica son del concepto de que las ciudades no tienen porqué ostentar banderas.

Las baterías para la defensa.
Dice el Gobernador del Departamento, argumentando en contra del Escudo del Departamento del Atlántico que: “Similar argumento se puede esgrimir en relación con la presencia del actual escudo de un cañón de guerra (sic) con cinco balas apiladas a sus costados, símbolo inequívoco de un pueblo que debió vivir en permanente gesta de guerra; lo anterior no arda relación con la cultura de paz del pueblo del Atlántico, que muy esporádicamente vivió escaramuzas de la guerra de la independencia o de nuestras guerras civiles del Siglo XIX, cultivando siempre una vocación por la vida y la paz

Bater�aDicen el Decreto Legislativo de 1813 y la Ordenanza 1 de 1913: “Un escudo en que se vea un río corriente en donde naveguen buques de tráfico interior bajo la protección de una con su asta bandera en la que estará enarbolado el pabellón nacional.”

Dice el Diccionario Larousse: “Batería: Conjunto de piezas de artillería. Unidad táctica de artillería compuesta por un cierto número de piezas y soldados. Obra de fortificación que contiene un cierto número de cañones”[12].

En síntesis, en relación con el tema que nos ocupa una batería es un emplazamiento armado para la defensa de un territorio o de una instalación con valor estratégico. No hay manera que en el contexto de las guerras de la independencia se pretenda que los Legisladores de la çepoca la hablar de buques de tráfico interior que naveguen bajo la protección de una batería estuvieran pensando en que la defensa de la navegación por el río Magdalena con flautas de millo, banderolas y danzas tribales

No me creo que para refutar un pretendido pacifismo que se esgrime para objetar la presencia de un cañón para la defensa en el Escudo del Departamento, sea necesario redundar en los hechos de guerra que se dieron en nuestro territorio. Unas por cuenta de Morillo y Capmani en el fallido ejercicio de la reconquista española; otras como resultas de las pretensiones territoriales de los Caudillos que se denominaron “Los Supremos”; después Centralistas contra Federalistas, Liberales contra Conservadores y las innumeras combinaciones y razones políticas, militares y económicas que se tuvieron entre 1815 y 1905 para hacer del nuestro un escenario de la guerra por cuanto que el control del Río Magdalena, de los puertos y de las Aduanas Nacionales era determinante para garantizar la preeminencia de uno u otro proyectos político.

Tampoco creo que sea necesario traer a la memoria episodios en los cuales, en menos de ocho horas, murieron en combates sobre el suelo del centro barranquillero más de doscientas personas. Una cifra que colocada en términos proporcionales y en perspectiva, hoy sería comparable al hecho a que entre las dos de la madrugada y las ocho de la mañana mueran en hechos violentos 12.000 personas en Barranquilla.

De lo que se trata, entonces es de argumentar a favor de la presencia de ese elemento porque obedece al mandato Legislativo de 1813 que, en plena guerra de la Independencia, ordenó colocar en dicho emblema una batería para la defensa.

Esa batería que protege la navegación, sos cañones, con un soldado, también aparecen en el Escudo Oficial de Barranquilla. ¿Pedirán los asesores del Departamento que los quiten de ese Escudo? ¿Habrá que quitarlos de allí para persistir e insistir, de manera a- temporal- en una pretendida vocación pacifista que no está relacionada con las visiones de los hombres y mujeres de inicios del Siglo XIX?

Les cuento que hay quienes quieren que se retire himno de la Ciudad de Barranquilla la frase en la que se canta: “cuchilladas del río sobre el mar” y que la reemplacen por “un abrazo del río con el mar”. El Secretario Departamental del Interior ¿hará tal solicitud porque esa frase es violenta? Algo o mucho de inconsistencia y de protagonismo infantil hay en esto.

Por ejemplo, en Barranquilla, luego de la guerra, se ordenó enterrar, con la boca hacia abajo, varios cañones. Uno en la esquina del Callejón de Pacho Palacio con la Calle Ancha, se le conoció como “El cañón Verde”. Otro en la esquina de la Calle Ancha con el Callejón del Mercado o de Esteban Márquez, se le llamó “El Cañón Rojo”. Otro fue enterrado en la Plaza Ujueta con el Callejón de La Tenería. Querían significar con ello: “No haremos más la guerra”. Sin embargo, recientemente, con la anuencia y colaboración de la Gobernación del Departamento, esos cañones fueron desenterrados, restaurados y colocados sobre unos remedos de cureñas en el Paseo de Bolívar, apuntando amenazadoramente hacia el sur. ¿Quién entiende esta inconsistencia?

En el Municipio de Soledad, tales cañones siempre han estado emplazados en la plazoleta en donde se yergue la estatua del libertador. Pero también, a escasos dos cuadras, en los alrededores del Hospital Juan Domínguez Romero, esta enterrada con la boca hacia abajo, la única culebrina que existe en este Departamento.

Por último, en sentido figurado, “batería” significa disponibilidad de recursos. Así podemos decir que el Señor gobernador dispone de una “batería” de recursos para su defensa y seguridad personal. ¿Qué significa eso?

Cayenas, palmas y cocoteros.
Usando una redacción y un estilo que no le conocíamos los que estamos acostumbrados a leerlo, el Gobernador Carlos Enrique Rodado Noriega en su Exposición de motivos para solicitar que se cambie el Escudo del Departamento dice que:

“Otro componente del actual Escudo, son dos palmeras que se yerguen entrecruzadas, simbolizando la unión de las Provincias de Sabanalarga y Barranquilla. Respecto de lo anterior es importante señalar que hoy no encontramos en la flora de nuestro departamento, ningún tipo de palmeras que la engalana (sic): Los árboles representativos del reino vegetal del Atlántico, son entre otros: el roble[13], que en época de verano pinta de amarillo y de morado los campos de nuestro territorio; el matarratón, fuente de inspiración de las acuarelas musicales de la genial Estercita Forero. Mientras estas dos se dan silvestres, las palmeras debe ser importadas de otras latitudes” (Las negrillas están fuera del texto original)

PalmerasPara contra argumentar bastaría recomendar a los Asesores del Gobernador que consulten el libro “Apuntes sobre historia natural del Departamento del Atlántico” y los demás trabajos publicados en revistas locales y nacionales de tres autores nativos en nuestro vecindario y dedicados a las ciencias naturales: Armando Dugand Gnecco, Rafael Tovar Ariza y Miguel Arango. Si los leen me siento eximido de tener que abundar en razones que demuestran que el Cocotero, al igual que otras palmas, sí son parte de la flora local. De no ser así, ¿de donde vienen las siguientes toponimias atlantiquenses y barranquilleras: Palmar de Varela, Palmar de Candelaria, Las Palmas, Callejón del Cocosolo[14], Avenida los Cocos[15] y Calle de La Palma[16]? Los contradictores dirán que son producto de la imaginación popular.

Volvamos a los asuntos que nos ocupan y que tienen que ver con la heráldica.

Las palmas en las disciplinas de la heráldica denotan victoria: “árboles que no se quiebran, que resisten las fuerzas de los huracanes que podrán desarraigarlas, sacarlas de cuajo, pero a las cuales, por muy fuertes que sean los vientos, les será imposible partir o quebrar”. ¿Se podrá aspirar a mejor comparación?

Con las palmas, palmeras o cocoteros, como solemos llamarlas, se engalanan dos de los escudos otorgados por la Asamblea Constituyente del Estado Libre de Cartagena en abril de 1813, a saber: Mompox y Barranquilla. En el caso de quien interpretó el Escudo de Mompox, este árbol corresponde a la palmera de Camaca, una especie vernácula de aquella zona del río Magdalena [17]. También vale la pena recordar que en el Escudo Republicano de Cartagena aparece una india rompiendo las cadenas al pie de un cocotero.

Estas palmeras entrecruzadas simbolizan a las Provincias de Barranquilla y Sabanalarga que conformaron la jurisdicción del Departamento del Atlántico de 1905, restaurado en 1910. El número de palmas corresponden al de los Distritos que conformaban cada una de tales provincias, así como las cayenas, flor heráldica, que alfombran el piso simbolizan los 23 municipios que conforman actualmente la jurisdicción departamental.

En la argumentación que el Gobernador Rodado hace a favor de su propuesta y en contra del Escudo actual, no queda claro si niega la existencia de las Provincias mencionadas; si niega o afirma que su territorialidad “según sus actuales límites” conformó la jurisdicción primigenia del Departamento del Atlántico por mandato de Ley; si acepta o refuta que el futuro de ambas territorialidades históricas es indisoluble; si le parece que las palmas entrelazadas no lo representan o si considera que tal hecho histórico es tan irrelevante que no lo considera en su propuesta logosimbólica.

Bandera española y yelmo.
A continuación presentamos otros de los elementos que con forman el cuerpo de nuestro escudo.
Una bandera española y un yelmo tirados en el suelo.

Yelmo

Sinceramente, este simbolismo no es de mi agrado porque que repugna a la sensibilidad de cualquier nacional del mundo el ver la bandera de su país hollada, humillada, vencida.

Pero, ¿cómo negar que esa fue la realidad histórica? ¿Qué hacer si aquella fue la interpretación del artista de 1913 en correspondencia con el contrato que recibió para cumplir con esa obra pictográfica? ¿Hay otra manera de representársela?
Como lo decía alguno de los participantes en el debate de 1952 al referirse a la xenofobia que dejaban entrever algunos de los circunstanciales miembros del debate: “¿Cómo negar lo del español que hay en cada uno de nosotros?

Mote y cinta.
MoteEl Decreto Legislativo de 1813 al respecto dice: “Orlada con el mote Premio del Patriotismo”.
Sin embargo atendiendo que mediante el Decreto 00589 de 1989 y en correspondencia con la Ordenanza Nº 21 de 1985, el Departamento del Atlántico había adoptado una bandera blanca atravesada por una franja roja, los diputados del año 1999, consideraron que este emblema debía incorporarse al Escudo tradicional y por eso, en dicha ordenanza se manda: “En la parte superior del emblema, limitando el campo, sobre una cinta color blanco, en letras de oro se lee: “Premio del Patriotismo”, enseña con la cual distinguiera a nuestra tierra y a nuestros antepasados. A ambos lados, la cinta remata con la bandera blanco, rojo, blanco, insignia de nuestro departamento [18].

“In vero sistit historia”
Reza así el lema del Centro que en Barranquilla es depositario de la tradición, afirmando que la historia, como ciencia, es en sí misma una búsqueda incesante e inacabada de la verdad. Por ello no ha de temerse conocerla en todos sus matices y desde muchos puntos de vista.

El siguiente texto, que se refiere al debate del año 52 en contra de un “presunto nuevo escudo de Barranquilla”, nos puede ayudar a evaluar en perspectiva las críticas que hoy se le hacen desde la actual Administración Departamental.

En 4 de Julio de 1952, refiriéndose a las críticas que desde el Cenro de Historia se le hacían al Escudo que hoy nos ocupa y que, según nuestras investigaciones, realmente fue interpretado y elaborado por orden de la Asamblea Departamental que en 1913, con motivo del centenario de esta ciudad capital, lo adoptó como emblema del Departamento, un columnista del Diario “La Prensa”, hacía el siguiente comentario que viene bien al presente, 55 años después, y que reproducimos sin alteraciones, glosas ni observaciones:

Parten las insinuadas modificaciones en suprimir el Fuerte que figura en el puerto de la ciudad; lo mismo que quitarle las raquíticas palmeras e inclusive la bandera que allí ostentan; en resumidas cuentas, el destronamiento del mencionado escudo.

Las razones sugeridas en el seno del meritorio Centro, a nuestro entender, no son suficientemente fuertes como para destruir el simbólico escudo. El hecho de que se crea que no debe verse el fuerte señalando un pasado de resistencia y hechos, como de auténtica historia, nos parece totalmente equivocado, pues la misma historia se encarga de decir lo contrario y sostener la razón del fuerte en el escudo, ya que para los distinguidos miembros del Centro de Historia no puede ser desconocida la existencia del Fuerte de Sabanilla y la lucha de Padilla por la entrada al mismo, y en ese entonces ese sitio pertenecía al Puerto de Barranquilla, y si eso pasó, queda justificado el fuerte lo mismo que el cañón que aparece.

Tampoco se podría suprimir las palmeras por el solo motivo de estar en el escudo raquíticas; el argumento es insuficiente, ahora, si van a manifestar que no las tiene el Puerto de Barranquilla, con visitar la orilla del Río podrán ver todas las que hay. En relación con la bandera que figura en el Escudo publicado por este diario, en verdad es una bandera que pertenece al Estado Soberano de Bolívar . Pero tenemos entendido que las ciudades nunca han tenido banderas, no sabemos por qué hoy las tienen.

De todas maneras los miembros del Centro de Historia del Atlántico (sic) han de pensar con la responsabilidad que los caracteriza en un estudio sereno alrededor del Escudo que ha de ostentar Barranquilla, ante todo suprimir ese carnavalérico que tenemos . A pesar de que nosotros no compartimos ninguna razón que modifique o suplante el publicado por este diario por considerarlo más ajustado a la historia.”

CITAS:

  • 9. LA LIBERTAD. Junio 24 de 2007. Pág. 8A. “Símbolos del actual Escudo del Departamento no nos identifican” Dicen Secretarios del Interior y Cultura.
  • 10. LA ROSA DE LOS VIENTOS. Aparentemente hace referencia a nuestra tradición de navegantes. Aunque nuestros antepasados republicanos no lo sabían, hoy es importante saber que los Indios Mocanás de Malambo navegaron desde las barrancas de ese pueblo de indios hasta el Matogrosso Brasilero llevando consigo la tradición de la domesticación de la yuca, pasando por todo el arco de las Islas de las Antillas. Hace más de 2000 años.
  • 11. CARLOS ENRIQUE RODADO NORIEGA. Exposición de motivos. Dirigida al Diputado Miguel Patiño Diazgranados. Presidente de la Honorable Asamblea del Atlántico. 4 de Junio de 2007. Barranquilla
  • 12. Por obvias razones se omiten las acepciones que tienen que ver con naves de marinería, instrumentos musicales, elementos de culinaria y los condensadores y acumuladores de energía que por aquí llamamos pilas.
  • 13. Han sido varias las iniciativas legales para lograr que se declare al Matarratón y a la Cayena como árbol y flor insignia del Departamento. Eso no va en contravía de la forma y contenido de un escudo pues está probado que en la propuesta de Escudo que hace la Administración Departamental es ausente toda forma o representación vegetal: ni robles, ni matarratones, ni=por supuesto y según ellos= exóticas palmeras.
  • 14. Carrera 38
  • 15. Calle 54 en el Barrio El Prado. De esta calle hay fotografías que muestran la abundancia de cocoteros.
  • 16. Calle 48B en el Barrio Abajo.
  • 17. BENITO REVOLLO. Pedro Maria. Carta a Rafael Salcedo Villarreal. Junio 9 de 1952. Afirma el Levita que en uno de los tres cuarteles del Escudo Momposino aparece “El perro de la lealtad,”. Sin embargo, en la versión que conocemos, en dicho cuartel tal perro no aparece sino una cruz Latina.
  • 18. ASAMBLEA DEPARTAMENTAL DEL ATLANTICO. Ordenanza Nº 24 de 1999. Artículo segundo
  • 19. En 1813 esa bandera correspondía al Estado Libre de Cartagena.
  • 20. Esta argumentación de que las ciudades no tienen derecho a ostentar banderas, es sostenida por el Padre Revollo en su opúsculo acerca de la Bandera de Cartagena. “es una bandera historica ligada muy íntimamente a los fastos que hablan de su patriotismo”
  • 22. En el contexto del escrito se refiere al que mandó a hacer el Centro de Historia de Barranquilla en el año de 1913 y que es coetáneo con el pictograma que ocupa nuestra atención en su condición de Escudo del Departamento del Atlántico.
About these ads

Comentarios»

1. carolina - octubre 7, 2007

me parece muy bien , pero le falta mucho por hacer

2. jhon - febrero 21, 2008

hola como estas

3. wendy alvarez - marzo 5, 2008

pinso que hablan muy bien de todo pero dreo que algo muy importante es el himno que no representa a todos por favor escriban el himno

ATT :wendy alvarez la mejor

4. vanessa ruiz marchena - marzo 5, 2008

primero que todod los quiero a todos quiero decirle a toda la gente que estas leyendo ahora esto que me parecio muy interesante lo que lei por todo sobre el atlantico pero apollo a wendy que escribio que faltaba el himno que una de las cosas mas importante que un costello que diga yo soy del atlantico pero lo pongan a cantar el himno y no se lo sepa pero no que este no fuera el unico sitio que saliera esto sobre el atlantico pero sobre su texto me parece que lo debieran escribir

ATT: WENDY LA MEJOR DE LAS MEJORES Y VANESSA TAMBIEN LA MEJOR DE LAS MEJORES BESOS PARA TODOS BAY BESOS BESOS BESOS BESOS

5. diana paola murillo - abril 19, 2008

pongan las imagenes mas grandes

6. SAMY - mayo 13, 2008

QUE SIGNIFICADO TIENE LA ESTRELLA DE CINCO PUNTAS EN LA BANDERA DE BARRANQUILLA

7. ANDREA BALLESTAS - julio 19, 2008

que ojala no pongan las cosas tan largas

8. soledad garcia oñoro - marzo 10, 2009

Buscando detalles del apellido oñoro aterrize en esta pagina y me quede leyendola de cabo a rabo primero porque me parecio interesante y segundo porque nunca entre la alusión que decia que habia aun militar de apellido oñoro. Podria aclararme algo al rspecto?

9. keila - marzo 31, 2009

porqueria osea

10. KATHERIN - julio 2, 2009

muchas gracias he durado dos días buscando el significado del escudo del atlántico de verdad GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

11. CLAUDIA ESTER RODRIGEZ PAEZ - julio 29, 2009

NO TIENES QUE BUSCAR MAS YA ENCONTRASTE LO QUE QUERIAS


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: