jump to navigation

El Escudo del año 1913 (2) junio 26, 2007

Posted by doblege in Atlántico, Historia, Opinión.
trackback

Por: MOISES PINEDA SALAZAR

La Ordenanza de 1913.
En ese año de 1913, encontramos que el Centro de Historia de Barranquilla, recién fundado, “a iniciativa de sus socios Andrés M Revollo y su Secretario, General Tulio Samper Grau” ordenó la ejecución y divulgó una versión del Escudo que la Asamblea Legislativa del Estado Libre de Cartagena le otorgó a Barranquilla, Villa Capital del Departamento de Barlovento, como premio a su contribución a las gestas de su independencia [7]. Lamentablemente, nada pudimos documentar acerca de la actividad del Concejo Municipal, que en materia simbólica, festiva y ritual debió haber sido abundante en ese año de los fastos del Centenario de la Ciudad, tales fueron las restricciones impuestas por la Presidencia de esa corporación para tener acceso a sus archivos, asi como su inveterada e inexplicable negativa de entregar su administración al Archivo Histórico del Atlántico [8].

En cambio, en relación con la actividad departamental pudimos documentar que, efectiva y finalmente, a través de Cuatro Círculos o Distritos Electorales: Barranquilla, Soledad, Baranoa y Sabanalarga, se pudo elegir a los miembros de la Asamblea. En medio de escándalos asociados con fraudes cometidos en Sabanalarga y Malambo que hicieron posible que fueran elegidos 19 Diputados cuando el máximo legal era de 15, los cabildantes empezaron las sesiones ordinarias en Octubre de 1912 y lo hicieron divididos en dos grupos. Una mayoría conservadora, de raigambre barranquillera, que se autoproclamaba legítima, que se reunía en el recinto previsto para ello y que contaba con el reconocimiento del Gobernador Conservador y una minoría formada por 8 diputados liberales, de estirpe provincial y sabanalarguera, que sesionaba en casa del Diputado Julio A Vengoechea la cual calificaba de “espúrea” a la que el gobierno departamental apoyaba.”Finalmente el Gobernador, el Gobierno Nacional y la Corte ratificaron a la Asamblea oficializada inicialmente” [9]

“Asamblea de tinta azul”, llaman algunos historiadores a esta cuyos miembros, en la Ordenanza Nº 1 del 10 de Marzo por la cual se asociaron al centenario de la erección de Barranquilla capital del Departamento de Barlovento, ordenaron que: “del mismo texto, impreso en caracteres azules, se hará edición esmerada para distribuirlo y fijarlo en las escuelas públicas y en las Alcaldías de los Municipios del Departamento”.

Pues bien, esa Asamblea Departamental, conservadora y barranquillerista, en el artículo cuarto de la mencionada Ordenanza Nº 1, acogió como del Departamento del Atlántico el Escudo que el Congreso del Estado Soberano de Cartagena le otorgó a la Villa de Barranquilla mediante el Decreto Legislativo del 3 de Abril de 1813, cien años antes, diciendo:

Artículo 4º (sic) “También se colocará en el salón principal de la Gobernación, el escudo concedido a Barranquilla por el Acto Legislativo citado, con las armas y el emblema de la dignidad de Villa, “Escudo en el que se vea un río corriente donde naveguen buques de tráfico interior bajo la protección de una batería con su asta bandera, en la que estará enarbolado el Pabellón nacional, establecidas a sus márgenes y orlada con el mote “Premio al patriotismo”. Parágrafo: Este trabajo deberá ser confiado a un artista inteligente que desarrolle con propiedad el pensamiento de los patriotas legisladores de 1913.”

A quienes veníamos trabajando en la recuperación de la tradición emblemática del Departamento del Atlántico, el texto anterior nos permitió sacar algunas conclusiones.

La conclusión más relievante de este proceso es la de que antes de 1913 no se había desarrollado el pictograma ordenado por el Decreto Ley de 1813, tal como lo afirma el Padre Revollo en Carta dirigida a Don Rafael Salcedo Villarreal- Presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas- con fecha 9 de Junio de 1952, y, por ello, los Diputados simultáneamente ordenaron contratar a “un artista inteligente que desarrolle con propiedad el pensamiento de los patriotas legisladores de 1913

Dicho de otra manera, el escudo de Barranquilla mandado a hacer por el Centro de Historia y el pictograma, elaborado por contrato, por orden de la Asamblea y adoptado para el Departamento del Atlántico como propio, fueron dos (2) versiones distintas desarrolladas, al mismo tiempo, por uno o más artistas especialistas contratados para tal fin. Eso pasó ¡cien (100) años después de habérsele otorgado tal derecho y privilegio a la capital del Departamento de Barlovento!

Cosas así no son raras en la historia colombiana. Ciudades como Cúcuta demoraron más de dos siglos en hacer lo mismo.

Esto también valida la utilidad de la hipótesis de las transiciones que indica que la asignación de blasones y el material simbólico, en general, no tienen importancia en sí mismos sino en cuanto que responden a la búsqueda de un elemento de identidad que los haga significativos o necesarios para las comunidades.

Otra conclusión importante tiene que ver con las diversas interpretaciones que se le den al acto de “entronizar”, de colocar en lugar principal y visible, tal documento o elemento identitario, como “marca del territorio”. Mi interpretación, como autor de estas notas, y uno de las responsables en este proceso, creo que el acto de entronizar un Escudo en el Espacio de Gobierno, significa “aceptar la condición de subordinación o preeminencia”, tal ocurre cuando se coloca el Escudo y la Bandera de la Nación en una Gobernación o en una Asamblea Departamental. En otro momento, ese acto de colocar tales símbolos significa “aceptar como propio lo que es de otro” tal es el caso que nos ocupa y las únicas razones documentadas que tenemos para explicarlo son las condiciones culturales y políticas de 1913.

Para otros, incluyendo algunos de nuestros contradictores, tal gesto no pasa de ser un “acto transitorio de cortesía parlamentaria y de diplomacia”, tal como ocurre con la visita de un mandatario extranjero.

En el marco de las condiciones estrictamente relacionadas con las visiones culturales, podemos constatar que el pensamiento “barranquillocéntrico” de los Diputados conservadores de 1910 que adoptaron para el Atlántico el Escudo otorgado a la Capital del Departamento de Barlovento por la Asamblea Constituyente de 1913, es igual que el de los administradores del 2007 cuando quiera que pretenden identificar al Atlántico con el mote que a la ciudad de Barranquilla le adjudicó en discurso de orden con motivo de la inauguración del edificio sede de la Aduana Nacional el Presidente y gramático conservador Don Marco Fidel Suárez: “Barranquilla es el Pórtico Dorado de la República”. Este nombre fue “actualizado” por el Doctor Mariano Ospina Pérez quien la llamó “Puerta de Oro de Colombia” y un sucesor de su misma casa y casta política, el Presidente Andrés Pastrana, lo modernizó calificándola de “Puerto de Oro de Colombia”. Todas estas formas de nombrar al Atlántico responden a una visión muy común que se tiene desde Bogotá, en donde creen que “Barranquilla lo es todo”. [10]

Las diferencias entre 1913 y 2007 hoy son estrictamente de carácter político. Tienen sus raíces en el crecimiento y desarrollo de unas elites regionales con un grado- muy incipiente- de autonomía y el Régimen Constitucional de competencias y recursos que crea un marco de relaciones entre la Alcaldía de los Distritos Especiales y la Gobernación de los Departamentos de los que son ciudades capitales que rayan en la ingobernabilidad.

Así, finalmente, luego de evaluar las críticas que a ese emblema fueron hechas en 1952 por el Padre Revollo y considerando sus escritos de Noviembre de 1938 acerca de la llamada Bandera de Barranquilla, en la administración presidida por Rodolfo Espinosa Meola se procedió a proveerle “nuevas lecturas” a los elementos de la heráldica comprometidos en el Escudo encontrado y se presentó ante el Duma Departamental un proyecto que se promulgó, luego de diez años de trabajo e investigación, con el Número 24 del año de 1999 mediante la cual se adoptaba y adaptaba la Ordenanza Nº 1 de 1913.

Es importante anotar que en el gobierno de Ventura Díaz Mejía se hizo un esfuerzo importante en concretar las obras de recuperación, restauración y entrega al público de la Batería de San Antonio, Aduana de Sabanilla o Castillo de Salgar; se impulsó el proceso institucional tendiente a construir el Parque Cultural del Caribe y se desarrollaron las acciones para darle un contenido musical contemporáneo al Himno del Departamento [11]; pero, al igual como ocurrió en el mandato de Carlos Rodado Noriega, de manera sistemática, a pesar de las solicitudes respetuosas presentadas por personas legitimante interesadas en ello, se negó a publicar en la página Web de la Gobernación del Atlántico el texto de dicha Ordenanza Nº 24 de 1999, sus antecedentes y trámite. Ni el uno ni el otro dieron cumplimiento a las obligaciones que les fueron asignadas en materia de divulgación y promoción.

ORDENANZA 00024 DE 1999.

(…) ARTICULO TERCERO: El Escudo del Departamento del Atlántico, adoptado por esta Ordenanza con las precisiones y correcciones que se hacen, deberá formar parte del membrete utilizado para la expedición de los Actos de la Administración Central, de las empresas comerciales e industriales del Departamento, de sus Establecimientos Públicos Descentralizados, de la Honorable Asamblea Departamental y de la Contraloría Departamental y en toda propaganda o publicación impresa que se sufrague con recursos propios del Departamento o los que sean ejecutados por este.

ARTICULO CUARTO. El Escudo del Departamento del Atlántico, junto con su bandera, deberá exhibirse en los edificios y en los Despachos en los que funcionen dependencias oficiales del orden Departamental, Distrital y Municipal que operen en la jurisdicción departamental.

Y si en relación con el escudo tal pasó, con la bandera las cosas estuvieron a medias:

ARTICULO QUINTO. La bandera del Departamento del Atlántico , deberá izarse en todos los edificios en los que funcionen dependencias oficiales del orden departamental, distrital y municipal, muy especialmente en las escuelas, instituciones de educación tecnológica y en las universidades que operen en la jurisdicción departamental, además de la fecha correspondiente a la efemérides local propia de la fundación de cada municipio, en las siguientes ocasiones: 1 de Enero, aniversario de la instalación del gobierno departamental. Junio 15, efemérides del Departamento del Atlántico. Junio 24 natalicio del Presidente Baranoero Juan José Nieto y día de la identidad atlantiquense. Julio 20 día de la Independencia Nacional. 7 de Agosto conmemoración de la Batalla de Boyacá y día de la Bandera.12 de Octubre día de la Hispanidad.

Nunca habíamos podido conocer sus motivos, hasta ahora cuando resultan manifiestos en el proyecto de Ordenanza que hace tránsito en la Asamblea Departamental de cuyo texto se colige, una vez más que, en ciertos momentos de la historia, la sensatez es locura.

CITAS

  • 7. BENITO REVOLLO. José María. Carta a Don Rafael Salcedo Villarreal del 9 de Junio de 1952.”Finalmente me ha referido el Doctor Francisco Carbonell González que al aproximarse el Centenario del 13 de Abril (sic), siendo él secretario del Club Barranquilla, se le acercó Andrés Revollo y le propusoque se pintara, conservara el Escudo Republicano de la Ciudad, concedido por Rodríguez Torices, y se adoptara la dicha bandera de los cuadriláteros, como propia del Club, que el mismo Revollo hizo confeccionar y donó hermosa. En dicho club debe existir la interpretación del Escudo tal como viene usándose desde entonces, por obra del Doctor Carbonell. El 7 de abril de 1913 se izó por primera vez esa bandera por el propio Club”
  • 8. Para nadie fueron un secreto las diferencias políticas insalvables que tuvieron Bernardo Hoyos y Rodolfo Espinosa. Los Concejales de la mayoría afecta al Alcalde pusieron todo tipo de trabas administrativas y procedimentales que impidieron avanzar en esta tarea.
  • 9. COLPAS GUTIERREZ. Jaime. Op. Cit./ PINEDA SALAZAR. José Moisés. “La Playa no es Sabanilla”. Informe de alegatos en defensa de los límites de Puerto Colombia vs el Distrito de Barranquilla. Puerto Colombia. 2006.
  • 10. Este visión “baranquillocéntrica” en algo se explica si tenemos en cuenta que los Diputados Francisco de Paula Sánchez, Felipe S Rosado, Eparquio González, Pablo J Del Real y Ramón Palacio de la Torre fueron alcaldes de Barranquilla. Abel Cepeda, uno de los conspiradores del fraude del Registro de Padilla, que llevó a Reyes al poder y propició la creación del Departamento del Atlántico, también fue Alcalde de Barranquilla. Que Francisco Carbonell había sido elegido concejal de Barranquilla en 1909 y el General Rafael María Palacio en 1911. Que el General Palacio y Pablo J Bustillo, eran prestantes ciudadanos, comerciantes oriundos y residentes en Barranquilla. Que el General Palacio fue Comandante Jefe de Plaza en la ciudad de Barranquilla condición que era de superior jerarquia política que la del mismo alcalde.
  • 11. Mediante Decreto 00745 de 2002, el Gobernador Ventura Díaz adoptó como versión oficial del Himno la de los arreglos del Maestro Eliseo Herrera. Fue grabado por la Banda de Músicos de la Escuela Naval ARC Barranquilla y en la voz líder de Alcibades= Checo= Acosta.
Anuncios

Comentarios»

1. pongalo - marzo 6, 2008

en este internec notienen el himno de soledad pongan el puerco himno de soledad att. su anonimo

2. cielo camila silvera hernandez - septiembre 6, 2008

Qué significan los colores de la bandera del Atlco y cuáles sus medidas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: