jump to navigation

El Escudo del año 1913 junio 27, 2007

Posted by doblege in Atlántico, Barranquilla, Historia, Opinión.
trackback

Por: MOISES PINEDA SALAZAR

El legado casi centenario de la Asamblea de tinta azul. Para abordar una investigación etnográfica y hacerlo de manera eficaz, es recomendable proveerse de un paradigma interpretativo. Esta fue la brújula que nos orientó: Las discusiones sobre el tema de la identidad suelen ocurrir en los momentos de transición que periódicamente sufren las sociedades.

Tales procesos tienen que ver con los ajustes que se dan en los circuitos comerciales, políticos y culturales de los que hacen parte el territorio, la ciudad y sus habitantes, especialmente las élites que tienen en ella propiedades, asiento, mercado y plataforma.

Este paradigma de interpretación se lo debemos a Edgard Morin.
La lectura de sus ensayos acerca de “La complejidad”, fueron una herramienta útil para determinar, en un momento dado, el estado de las múltiples y dinámicas relaciones que se dan entre lo simbólico y las variables tecno/económicas, institucionales/políticas y las de organización, usos y denominación del territorio.

Identidad y Transición.
La utilidad de este paradigma como instrumento para guiar las decisiones del investigador, la pudimos comprobar cuando identificamos tales momentos en la historia de la ciudad y nos enfocamos en ellos para constatar, o negar, la ocurrencia de debates públicos con profundas manifestaciones y raíces simbólicas.

Por ejemplo, en los años cincuentas, cuando la expansión industrial modificó el perfil del territorio y de la sociedad en nuestro departamento, fueron famosas las discusiones acerca del Escudo de la Ciudad de Barranquilla y sobre el gentilicio de los nacidos en ella: ¿Barranquillero o barranquillense? Filósofos, filólogos, lingüistas, curas, políticos y empresarios concurrían al palique para hacer valer sus puntos de vista acerca de este elemento de la identidad.[1]

Otro debate de esta misma naturaleza lo ubicamos en la transición modernista entre los años de 1925 a 1940 cuando en el desarrollo del civismo “como una religión en la que la patria es Dios y las autoridades civiles sus oficiantes” [2] , en una concepción corporativista del Estado, el Club Barranquilla le cedió su bandera a la ciudad y la Sociedad de Mejoras Públicas hizo lo propio con el himno que para esa entidad civil aportó, mediante concurso, Simón Urbina, un músico quien lo había compuesto pensando en una ciudad panameña pero que, puesto en razón de que “la oportunidad la pintan calva”, se lo endosó a aquella benemérita institución cívica.

Bandera de Barranquilla

Bien documentado está el debate que Monseñor Pedro María Benito Revollo Del Castillo, miembro del Centro de Historia de Barranquilla, abrió sobre el derecho de nuestra Ciudad para tener y usar una bandera que, en su momento y desde principios del Siglo XX como ya se dijo, era la del Club Barranquilla. [3]

En todo esto no hay nada de escandaloso, ni de pecaminoso ni de deshonroso. Simplemente las cosas pasaron así y no debemos aspaventarnos porque esos emblemas deriven del uso “in suspenso” que de los dos hicieron sendas entidades privadas. Tales circunstancias en nada restan legitimidad ni pertinencia a estos dos hermosos emblemas que conforman la identidad cultural, económica y política de los barranquilleros, no sin antes anotar que por falta de reglamentación acuerdal, año tras años, los administradores de Barranquilla le añaden tantos tintes, tintas, intonsos y tontos argumentos y elementos a su escudo, que este amenaza con terminar siendo el reflejo del irrespeto que tienen por la tradición los que sufren de la vana y estulta pretensión de inmortalizarse manoseando las cosas que debieran ser sagradas.

La validez de una interpretación.
Basándonos en la hipótesis de las transiciones a la cual nos referimos al inicio de este artículo, nos remitimos a la institucional del año de 1910 y siguientes.

Recordemos que en ese lapso fue restaurado el Departamento del Atlántico. Decimos restaurado porque en 1908 el del Atlántico fue eliminado y en su reemplazó se instauró el Departamento de Barranquilla cuya jurisdicción, además de la del anterior, se extendía desde Sitionuevo (tierras de la Isla de Salamanca) hasta El Cerro de San Antonio. [4]

Quienes se llevan las manos a la cabeza porque en el actual escudo del Atlántico- y en el de Barranquilla, anotamos nosotros- “aparecen las tierras de la Isla de Salamanca que son jurisdicción del departamento del Magdalena” desconocen, porque les conviene, esta etapa de la formación de nuestra historia política en la que hubo un Departamento llamado “De Barranquilla” que estaba atravesado, no limitado, por el Río Magdalena. [5]

El Departamento de Barranquilla tuvo una vida institucional muy corta y al ser también eliminado por la Ley 65 de 1909, aquello trajo consigo que las Provincias de Sabanalarga y Barranquilla, unidas siempre por la historia, volvieron a quedar bajo la jurisdicción del Departamento de Bolívar del que habíamos sido segregados en 1905. [6]

Si nuestra hipótesis era cierta, en esa coyuntura institucional, en ese período de ajustes económicos y políticos debió suscitarse un proceso de discusiones acerca de los elementos que definían el material simbólico que les reportaba identidad a las elites en ese escenario de la restauración del Departamento del Atlántico, luego de la Asamblea Constituyente de 1910. ¡Y lo encontramos! ¡No nos habíamos equivocado!

Habíamos acertado en nuestra apreciación de que los discursos acerca de temas con alto contenido simbólico son propios de los procesos de cambios en las sociedades que hacen el transito de unas condiciones de la economía a otras.

CITA

  • 1. GUILLEM. Jesús María. “Barranquillero- Barranquillense”- LA PRENSA- Abril 12 de 1952.
    IBIDEM. “Sobre lo del gentilicio”. Mayo 2 de 1952.
    IBIDEM. “Concluyamos: Barranquillense y Barranquillero” Mayo 10 de 1952
    IBIDEM. “pulamos nuestro lenguaje”.Mayo 29 de 1952.
    ROMÁN. Jesús. “¿Cómo debe ser?”- LA PRENSA. Abril 25 de 1952.
    FRAMAR.”Crónicas de Framar”. LA PRENSA. Mayo 2 de 1952.
    CASIMIRO JOBO. “Con gafas de Carey”. LA PRENSA Mayo 3 de 1952.
    BAYONA. Miguel. “Barranquillero y no Baranquillense” LA PRENSA Mayo 3 de 1952.
    BADEL. Dimas. “Zizaña (sic) del Lenguaje” la PRENSA. Mayo 3 de 1952.
    MANOLITO. “El estilete de Manolito”. LA PRENSA. Mayo 7 de 1952.
    VERGARA. José. “Opinión” LA PRENSA. Mayo 14 de 1952.
    BENITO REVOLLO del CASTILLO. Pedro María. Barranquillense o Barranquillero. LA PRENSA Mayo 14 de 1952
    MANIDO DISCIPULO DE CUERVO. “Pulimento del Lenguaje”. LA PRENSA. Mayo 29 de 1952.
  • 2. PINEDA SALAZAR. José Moisés.”Lo simbólico en el trámite del conflicto urbano.” Tesis de grado para optar por el título de Especialista en Sociedad y Culturas del Caribe. Universidad Simón Bolívar. 2000.
  • 3. BENITO REVOLLO del CASTILLO. Pedro María. “La bandera de Cartagena”. Conferencia del Presbítero Pedro Mª Revollo, Presidente del Centro de Historia de Barranquilla, en la velada del 11 de Noviembre de 1938. Imprenta Departamental. Cartagena. Colombia. 1938
  • 4. COLPAS GUTIERREZ. Jaime. “La formación del Departamento del Atlántico”. 1905- 1915. Ediciones Barranquilla. 2005.
  • 5. COLPAS GUTIERREZ. Jaime. “El controvertido departamento de Barranquilla”. Calendarios Espriellabe & Asociados. 1ª Edición. Barranquilla. 1995. Páginas 19 a 46.
  • 6. ALVAREZ LLANOS. Jaime. El Liberalismo en el Departamento del Atlántico. 1905- 1922. Cencys 21. Barranquilla. 2002. Págs. 59 a 63.
  • 7. COLPAS FGUTIERREZ. Jaime. “Formación Histórica del Atlántico. 102 años después. (tercera Parte) en Diario La Libertad, Domingo 24 de Junio de 2007. Pág. 4A.
Anuncios

Comentarios»

1. gdgdh - octubre 3, 2007

boboa

2. maria camila gonsales peres - febrero 26, 2008

mandemen esta respuesta ahora mismo ami email es urgente que titulo tiene el actual departamento del atlantico nesecito esta respuesta soy una niña y me pusieron es tarea

3. Bertica de Guzman - febrero 19, 2009

Saludo cordial.

Me gusta este articulo ilustrativo,por ser educadora y madre de 2 pequeños,me agradaria recibir informacion constante acerca de articulos novedosos de mi region y la costa caribe en general,sin abusar de su trabajo.
Si en algun momento necesitan una docente para actividades educativas pueden localizarme en mi correo,cel: 3008318962.
Estare dispuesta a colaborarles y servirles.
Amablemente,
Bertica de Guzman
Normalista Superior.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: